Vivimos en una sociedad con un alto consumo energético. La mitad del consumoque se produce en las viviendas es debido a la climatización de la misma (calefacción y refrigeración).Para lograr que los edificios ya construidos sean sostenibles, el aislamiento térmico es la mejor de las opciones ya que incide directamente en la reducción del consumo de energía en climatización que es la zona por donde el edificio pierde más energía.

 

 

Con la rehabilitación térmica utilizando aislantes conseguimos:      

  •  Economizar energía de calefacción y refrigeración, reduciéndose las pérdidas o ganancias térmicas a través de la envolvente del ediificio.
  •  Mejorar el confort térmico del interior de la vivienda, evitando la sensación de pared fría.
  •  Evitar condensaciones y humedades en el interior de los edificios.